Cinco mineros muertos en El Horcajo

viernes, 14 de marzo de 2008

Evidentemente, la noticia no es de ahora. El luctuoso suceso ocurrió el día 21 de Abril de 1904. En la revista Nuevo Mundo se relata el entierro de las víctimas, acompañando al mismo un par de fotografías del sepelio. Junto a esta noticia aparece otra que nada tiene que ver con la minería, y en la que queda reflejada, una vez más, la España profunda de la época.

Click en la foto para aumentar

El accidente ocurrió en el pozo San Juan, a causa de un hundimiento del terreno, y en él perecieron cinco desgraciados mineros. Uno de ellos, llamado Daniel Villa, “dejaba tres huérfanos y una esposa ciega”. Este pozo fue el primero que se perforó en las célebres minas de El Horcajo, en 1855, bajo la dirección de Juan Inza. El castillete, obra de mampostería de gran porte, se debió a Alfonso Piquet, quien lo levantó en 1873.La imagen proviene de un álbum fotográfico titulado “Recuerdo de El Horcajo”, editado en 1885.

En aquella época, el pozo San Juan se dedicaba a la extracción, y estaba dotado de dos departamentos de jaulas, siendo su profundidad de 270 metros. Asociado a él existía un plano inclinado de 103 metros de longitud, con un desnivel de 25 metros, por donde se transportaban los minerales hasta el lavadero. Este mismo pozo sufrió un devastador incendio en 1899, que consumió todo el maderamen de la entibación. Un carburero y la distracción de los operarios fueron los causantes del siniestro, cuyas obras de reparación tardaron más de diez meses en concluirse y durante las cuales hubo que lamentar 5 muertos al producirse un nuevo accidente, en esta ocasión al desprenderse una de las jaulas, cuando el pozo alcanzaba la profundidad de 480 metros en su planta 22.


Click en la foto para aumentar

Las minas de El Horcajo, conocidas a nivel mundial por los extraordinarios ejemplares de piromorfita que proporcionaron, fueron cerradas en 1911, aunque en 1951 la SMMP investigó nuevas posibilidades de explotación, que mantuvo desde 1954 hasta 1961, si bien la mina fue arrendada en 1954 a la Sociedad Bético-Manchega hasta su cierre.

Información exhaustiva de estas minas puede encontrarse en el nº 13 de la revista Bocamina, de la cual se han extraído algunos de los datos que aquí figuran.

0 comentarios :