Minas de San Finx (mina Phoenicia), Vilacova, Lousame, A Coruña

jueves, 14 de noviembre de 2019

Minas de San Finx

Antigua bocamina (Fot. J.M. Sanchis, 2019)

Acceder

La historia de estas minas se inicia en 1879, cuando un súbdito británico llamado Thomas Winter Burbury realiza prospecciones en la zona de Noia y solicita algunas concesiones, que posteriormente donaría a su sobrino, Henry Winter Burbury. Entre ellas figuraba Phoenicia (nº 134). Su primer malacate se instaló en 1891, al profundizarse el pozo. En 1904 se construyó una pequeña instalación de trituración y separación magnética, desde donde era enviada la producción hasta la planta de tratamiento de Carril para ser posteriormente embarcada rumbo a Inglaterra.

Minas de San Finx

Cargadero bajo el pozo (Fot. J.M. Sanchis, 2019)

Acceder

En 1905 se constituyó la The San Finx Tin Mines, compañía que estuvo explotando la mina con algunos intervalos. En la Estadística Minera de 1911 leemos que la empresa ha abandonado la mina, haciéndose cargo de ella Walter Freire, y apareciendo a partir de 1917 como propietaria de ella la The Phoenicia Mines Limited. Esta nueva compañía emprendería una serie de importantes mejoras, como la construcción de un salto de agua para la electrificación de la mina y del nuevo taller de preparación mecánica. A partir de 1927, las minas de San Finx volverán a pertenecer a The San Finx Tin Mines Ltd. En 1933 profundizaron un nuevo pozo, el Nuevo, que entró en servicio en 1936.

Minas de San Finx

Galería general de transporte (Fot. J.M. Sanchis, 2019)

Acceder

Al finalizar la Guerra Civil, las instalaciones fueron incautadas por el Gobierno de Franco, pasando a a ser propiedad de Industrias Gallegas, S.A., (empresa vinculada al Banco Pastor), que en 1965 las vendería a la Compañía Minas de San Finx, S.A., (Gabriel Pérez; luego Herederos de Gabriel Pérez), manteniéndose la actividad hasta 1989. Las labores se retomaron en 2009 por Incremento Grupo Inversor, quien las paró nuevamente en 2013. Dos años más tarde sería adquirida por Valoriza Minería a través de su filial Tungsten San Finx. En la actualidad la mina se encuentra en mantenimiento y desagüe, a la espera de recibir la pertinente autorización por parte de la Xunta de Galicia para su nueva puesta en marcha.

Mina Margarita, Arlós, Llanera, Asturias

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Figuramos hoy un excelente ejemplar de cristales escalenoédricos de calcita de hasta 10 cm de arista, con algunas de sus caras recubiertas por pequeños cristales de dolomita blanca.

Mina Margarita

Dolomita sobre calcita. 14 x 12 x 9 cm. Col. Museo de Ciencias Naturales de Álava MCNA 09573 (Fot. J.M. Sanchis)

Acceder

Procede de las labores que Minersa iniciara a mediados de la década de 1980 en el paraje de Llavares (parroquia de Arlós, término municipal de Llanera) denominadas Mina Margarita. Permaneció abierta tan solo dos años por problemas de laboreo al aparecer la mineralización de forma muy irregular y limitada. Se benefició mediante cámaras y pilares, accediéndose al nivel mineralizado mediante un plano inclinado de unos 120 m, con una producción total de unas 16.000 toneladas de baja ley (Gutiérrez Claverol et al., 2009).

Corta Atalaya, 2009

martes, 12 de noviembre de 2019

Minas de Riotinto: Corta Atalaya

Vista parcial de Corta Atalaya (Fot. José Luis Carrizo, 2009)

Acceder

Nos remite José Luis Carrizo dos bonitas imágenes de Corta Atalaya, tal como lucía hace 10 años y medio. Las incorporamos a nuestro fondo documental aguardando cambios fundamentales en ella derivados de la actividad actual en Minas de Riotinto.

Minas de Riotinto: Corta Atalaya

Bancos en Corta Atalaya (Fot. José Luis Carrizo, 2009)

Acceder

Piritas de Ambas Aguas, Muro de Aguas, La Rioja

lunes, 11 de noviembre de 2019

Piritas de Ambasaguas

Pirita. 11 x 7,5 cm. Col. Museo de Ciencias Naturales de Álava MCNA 08759 (Fot. J.M. Sanchis)

Acceder

Figuramos hoy dos ejemplares poco habituales en el yacimiento riojano de Ambas Aguas (Muro de Aguas). Sobre estas líneas una agrupación de cristales de hábito cúbico dominante sin estrías en las caras y, bajo estas líneas, varios cubo-octaedros interpenetrados con aristas redondeadas donde solo uno de sus cristales presenta la cara de cubo dominante. Ambos se conservan en el Museo de Ciencias Naturales de Álava con id MCNA 08758 y MCNA 08759.

Piritas de Ambasaguas

Pirita. 11 x 8,5 cm. Museo de Ciencias Naturales de Álava MCNA 08758 (Fot. J.M. Sanchis)

Acceder

Mina La Tala (Mina Goviendes), La Tala, Salamanca

viernes, 8 de noviembre de 2019

Mina La Tala (Mina Goviendes)

Vista parcial de la gran trinchera, esta vez sin agua en el fondo (Fot. J. Alonso, 2019)

Acceder

Ampliamos hoy el fondo fotográfico de esta localidad salmantina, ampliamente conocida por la presencia de stolzita (Stolzite), un raro volframato de plomo, en su paragénesis. El yacimiento de La Tala es de origen hidrotermal para el plomo y sedimentario metamórfico para el volframio, apareciendo la stolzita como mineral secundario en la zona de cementación.

Mina La Tala (Mina Goviendes)

Pequeño aljibe en zona del lavadero (Fot. J. Alonso, 2019)

Acceder

El yacimiento se ubica en los metasedimentos precámbricos de la Formación Monterrubio, en pleno Complejo Esquisto Grauwaquico, a poco más de 11,5 km al W de Guijuelo, junto al embalse de Santa Teresa. Aún es reconocible la trinchera, que en nuestra visita no se encontraba inundada. Aún así, el pozo ya no es reconocible debido a los desplomes de los bordes de la trinchera. Decían los lugareños que el pozo tenía unos 40 m de profundidad y algunas galerías asociadas. También se observan pequeños restos del lavadero y numerosas escombreras muy naturalizadas por la vegetación. Se han citado para la localidad anglesita, cerusita, galena, goethita, pirolusita, scheelita, stolzita y vanadinita.

Mina La Tala (Mina Goviendes)

Escombrera en torno al aljibe (Fot. J. Alonso, 2019)

Acceder

En el bonito trabajo que Merchán, Martín-Izard y Arribas publicaron en el nº 24 (1987) de la Stvdia Geologica Salmanticensia, se recogen algunos datos históricos facilitados por los lugareños: "Según parece, la explotación minera comenzó durante la 2ª gerra mundial para beneficiar el wolframio de la stolzita, la cual se extrajo en un principio creyéndose que era scheelita, así como la galena acompañante. Con posterioridad, según confirmación personal del dueño de la mina, sólo se interesaron por el plomo de la galena, terminando por cerrarse la mina en los años cincuenta."