Nuevos datos e imágenes de la mina Satélites, Miñera de Luna, Barrios de Luna, León

domingo, 26 de agosto de 2018

Mina Satélites

Vista aérea de la mina y su entorno (Fot. J.M. Sanchis, 2018)

Acceder

El inicio de los trabajos de extracción del mercurio en época moderna se produjo en 1881, con la demarcación de las minas Teresita y Luisita, situadas por debajo de las antiguas labores efectuadas por los romanos en el paraje de Los Corros. En el siglo XX se demarcaron las concesiones Satélite (23 de junio de 1933, con el nº 9098) y Segundo Satélite (13 de octubre de 1942, con el nº 10302), aunque estuvieron sin trabajarse hasta 1956. El yacimiento es de origen hidrotermal, con una ley media de 0,25% de Hg, encajando en caliza y cuarcita, y apareciendo el mineral en bolsadas en la zona de contacto de estas.

Mina Satélites

Vista aérea de las instalaciones (Fot. J.M. Sanchis, 2018)

Acceder

En febrero de1958, los propietarios de la mina, José María Gutiérrez Pajares y sus hermanos, cambiaron la sustancia declarada, que era el hierro, por el mercurio. El 18 de octubre de ese año la arrendaron a la compañía Asturiana del Mercurio, S.A., construyéndose también entonces la planta de tratamiento. Se abrió una galería principal, de 250 m de longitud, y algunos niveles de explotación. Bajo un gran tendejón se montaron las machacadoras, y desde allí el cinabrio era llevado directamente a los hornos de mufla y a un horno de cubilote vertical giratorio. Minas de Almadén se encargaba de comercializar el mercurio obtenido. En 1960, la mina produjo 3495 toneladas de mineral, pero un año más tarde se suspenderían los trabajos, tras obtenerse 1000 toneladas únicamente. Mina e instalaciones fueron embargadas por Hacienda en 1963.

Mina Satélites

Horno de cubilote (Fot. J.M. Sanchis, 2018)

Acceder

Cedidas las instalaciones a la comunidad educativa de San Viator, son sus miembros los encargados de mantenerlas, cuidarlas y restaurarlas a cambio de efectuar en ellas campamentos de verano y otras actividades. Una gran idea digna de ser imitada en otros entornos mineros para evitar su destrucción y el expolio al que generalmente se ven sometidos tras ser abandonados. Se han preservado las casas de la mina, el pabellón de obreros (llegaron a trabajar en ella 20 hombres), el horno vertical y su chimenea de ladrillo, así como también escombreras y tolvas. La bocamina principal está hundida e inaccesible.

Mina Satélites

Vista general de las minas (Archivo San Viator)

Acceder

Nota: MTI agradece a la comunidad San Viator y muy especialmente a uno de sus integrantes, Goio, la gentileza y amabilidad con las que nos acogieron durante nuestra reciente visita, dándonos todo tipo de explicaciones e incluso facilitarnos las antiguas imágenes de la mina y sus personajes que mostramos en nuestro reportaje.

0 comentarios :