Mina Pepita, Solares, Cantabria: de mina a parque mitológico

martes, 22 de septiembre de 2020

Mina Pepita

Señalización urbana (Fot. J.M. Sanchis, 2020)

Acceder

La mina Pepita (nº 1303), junto a Más Pepita (nº2558), ambas entonces propiedad de Juliana Pineda, formaron una única explotación de hierro a cielo abierto que comenzó a trabajarse en 1887, coincidiendo con la puesta en servicio del ferrocarril de Solares a San Salvador. Se encuentra situada en Solares, en el municipio cántabro de Medio Cudeyo, en pleno centro de la población.

Mina Pepita

Zonas mineralizadas devoradas por la vegetación (Fot. J.M. Sanchis, 2020)

Acceder

Dispuso de lavadero propio, junto a la estación del tren, compuesto por dos batideras y una draga, que se movían con un motor Crossley de 70 caballos. Como la explotación era colindante con el famoso balneario, se empleaban las aguas sobrantes de este para los trabajos de lavado. El criadero penetraba en todo el espacio ocupado por sus manantiales, cuyas aguas brotaban en diversos puntos de la explotación, por lo que hubo de resguardarse a aquellos con un perímetro defensivo.

Mina Pepita

Restos de la explotación (Fot. J.M. Sanchis, 2020)

Acceder

Abandonadas las labores durante muchísimos años, la mina se transformó en un parque mitológico, inaugurado en marzo de 2015, en el que la exuberante vegetación, con predominio de helechos y laureles, se combina con el paisaje geológico creando rincones de gran belleza en los que el visitante va descubriendo representaciones de los principales personajes mitológicos de Cantabria.

0 comentarios :