Coto minero de Obregón, Obregón, Villaescusa, Cantabria

jueves, 8 de noviembre de 2018

La explotación de la mina de Obregón es iniciada por J. Mac Lennan en 1869, quien la vendería a la compañía Orconera Iron Ore Co. Ltd. en 1896, quien la estuvo explotando hasta 1951, año en que fue adquirida por Altos Hornos de Vizcaya. Posteriormente, esta empresa la transfirió a Agruminsa, en 1968.

Coto minero de Obregón

Instalación en la zona alta de la montaña (Fot. J.M.Sanchis, 2018)

Acceder

La mayor parte de su producción era consumida por la misma compañía propietaria en sus altos hornos de Vizcaya, aunque una parte del mineral era enviado a la factoría que ENSIDESA poseía en Gijón. A finales de los sesenta comenzaron a emplearse grandes palas excavadoras para la extracción del mineral de hierro, transportándose la producción en camiones, lo que supondría el desmantelamiento de las líneas férreas.

Coto minero de Obregón

Vista general de la zona de trituración (Fot. J.M.Sanchis, 2018)

Acceder

La reconversión de la siderurgia de 1970 provocaría el cierre de algunas minas de hierro, aunque las de Obregón se mantuvieron en actividad hasta 1986, fecha en la empresa, alegando el agotamiento del yacimiento, detuvo la producción en principio durante un año, aunque los trabajos no volvieron a retomarse.

Coto minero de Obregón

Planta de concentración (Fot. J.M.Sanchis, 2018)

Acceder

En 1989 los terrenos e instalaciones fueron adquiridos por la Diputación de Cantabria, pasando parte de los mineros a integrarse en CANTUR (Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística), para efectuar trabajos en el futuro Parque de la Naturaleza de Cabárceno, inaugurado en 1990.

De aquellas instalaciones se ha preservado la Planta de Concentración, inaugurada en 1970, en la que destaca un gran trómel fabricado por la empresa alemana Krupp. En esta planta se trataban anualmente más de 600.000 toneladas de tierras.

0 comentarios :