Coto de Ollin, Leiza y Ezcurra, Navarra

martes, 4 de septiembre de 2018

Coto de Ollin

Instalaciones mineras (Fot. J. Lazcano, 2018)

Acceder

A 7 kilómetros al sur de Goizueta, en el estrecho valle que horada el río Urumea en la secuencia paleozoica de Cinco Villas, se encuentra este histórico coto minero navarro. Junto con el de Modesta constituyen las mayores reservas conocidas de zinc, plomo, plata y flúor de la comunidad foral.

Coto de Ollin

Galería cortada por el vaciado del filón (Fot. J. Lazcano, 2018)

Acceder

La actividad minera en Ollin se conoce desde el s. XIX, si bien los filones de galena argentífera que allí afloran debieron suscitar el interés de los romanos. En 1856 se demarcó la mina San Carlos, la primera que consta en los fondos documentales que conserva el gobierno de Navarra. A finales de ese siglo ya se habían puesto en marcha las explotaciones de los principales filones de Ollin: Santa Bárbara, San Alfonso, San Francisco y San Benito. Posteriormente, en 1904 fue la compañía francesa “La Navarresa” quien pasaría a beneficiar el coto, cesando la actividad en 1910, año en el que caducaron las concesiones. Cinco años más tarde volvieron a solicitarse, y en 1920 la "Real Compañía Asturiana de Minas” adquirió las minas y las explotó hasta 1931. Finalmente, la última etapa de actividad minera corresponde al periodo 1949-1976, ejecutado por la “Compañía Vasca de Minas”.

Coto de Ollin

Labores en el margen derecho de la regata Iturrigorrieta; filón 75/115 (Fot. J. Lazcano, 2018)

Acceder

La mineralización consiste fundamentalmente en esfalerita, galena, pirita, calcopirita, fluorita, siderita y cuarzo. Principalmente presenta morfologías filonianas y encaja en metapelitas carboníferas (facies Culm del Macizo de Cinco Villas). Pesquera y Velasco (Economic Geology, 1993) reportan también mineralización estratiforme, que no pudo ser observada en la visita realizada al sector de la regata de Iturrigorrieta.

Coto de Ollin

Cámara; orientación del filón 50/100 (Fot. J. Lazcano, 2018)

Acceder

Texto y fotos: Javier Lazcano, 2018.

0 comentarios :