Pozo Calero, Barruelo de Santullán, Palencia

jueves, 27 de junio de 2013

Pozo Calero

Precioso castillete de sillería (Fot. A. Mario Fernández, 2013)

Acceder

Este mítico pozo de carbón palentino, único construido con sillería en aquellas cuencas, tiene sus orígenes en 1911, cuando la Compañía de Ferrocarriles del Norte de España, propietaria de la mina, comenzó su perforación, si bien los estudios previos se habían iniciado entre 1908 y 1909. Debe su nombre a un calero existente en sus inmediaciones.

Pozo Calero

Vagonetas en desuso junto al pozo (Fot. A. Mario Fernández, 2013)

Acceder

En 1914 la profundización quedó concluida, al alcanzarse los 342 metros, aunque su puesta en marcha se vería retrasada a causa de la I Guerra Mundial: la maquinaria necesaria no llegaría hasta 1918, y hasta entonces se extrajeron pequeñas cantidades de carbón mediante rudimentarios tornos.

Pozo Calero

Plaza de la mina (Fot. A. Mario Fernández, 2013)

Acceder

A partir de esa fecha la producción fue creciendo paulatinamente, alcanzándose las 182.000 toneladas en 1924. La extrema peligrosidad de sus labores causó numerosos accidentes a lo largo de su historia, entre los que destaca el de abril de 1941, con 18 fallecidos por explosión de grisú.

Pozo Calero

Almacén y castillete (Fot. A. Mario Fernández, 2013)

Acceder

Tras la Guerra Civil, las compañías de ferrocarriles fueron nacionalizadas y agrupadas en RENFE, por lo que el pozo Calero paso a depender del Estado, y dadas las grandes reservas con que contaba el Grupo Inferior, el pozo fue reprofundizado en 1951, alcanzando los 480 metros.

Pozo Calero

Paisaje del pozo. A la derecha, el calero que le dio nombre (Fot. A. Mario Fernández, 2013)

Acceder

Entre 1964 y 1965, las minas fueron vendidas a la HVL, y a partir de 1968 comenzaron a cerrarse las explotaciones en la cuenca, hasta producirse el cierre definitivo del Pozo Calero en 1972, pasando entonces las explotaciones a ser propiedad del Banco de Crédito Industrial, siendo compradas por HUBASA (Hullas de Barruelo, S.A.) en 1980. Sería esta quien reabriría el Pozo Calero en 1993, para integrarse en UMINSA, propiedad del empresario Victorino Alonso, en 1998. Unión Minera del Norte cerraría nuevamente el pozo en el año 2002.

0 comentarios :