Mina Impensada: Pozo María Elena, Mazarrón, Murcia

viernes, 3 de abril de 2020

Mina Impensada

Castilletes de María Elena y San Simón, al fondo. 1913 (F. García)

Acceder

En 1884, la Compañía de Águilas adquirió una serie de minas entre las que destacaba la mina Impensada (nº 543), formando con ellas un grupo integrado por esta y por Ledua, Tubal, Ceferina, Santa Justina y Recuperada. Impensada, de algo más cuatro hectáreas, lindaba con las minas San Vicente, Santa Justina, Tubal, Santa Ana y Ledua, y se centró principalmente en la explotación del famoso filón Prodigio.

Mina Impensada

Vista general (Fot. J.M. Sanchis, 2008)

Acceder

Dispuso de dos pozos, María Elena y San Simón, equipados con jaulas guiadas y máquinas de extracción de vapor de 60 y 15 caballos respectivamente, siendo el primero el principal y más importante, que también se utilizó para el desagüe general de todas las minas del Cabezo de San Cristóbal e incluso algunas del Cabezo de Los Perules.

Mina Impensada

Brocal del pozo y, al fondo, castillete del pozo San Simón (Fot. J.M. Sanchis, 2008)

Acceder

A Impensada se la conocería también como el “Pozo de los Muertos” nombre recibido tras el terrible accidente de 1893, en el que fallecieron un total de 28 hombres, entre técnicos y mineros. La tragedia se debió a la violenta irrupción de una gran bolsada de anhídrido carbónico.

El pozo María Elena alcanzó una profundidad de 389 m en el piso San Fernando, aunque el nivel más profundo del grupo se encontraba a 509 m en el piso San Teodoro de la mina Ledua. Únicamente se ha conservado el castillete de madera del pozo San Simón.

0 comentarios :