viernes, 9 de febrero de 2018

Mina San Telmo: Pozo Don Alfonso, San Telmo, Cortegana, Huelva

Mina San Telmo: Pozo Don Alfonso

Reflejo del castillete en las aguas de la corta (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Ernesto Deligny registró en 1853 las primeras concesiones de estas minas, y en 1855, un grupo financiero francés junto al sevillano Conde de Ybarra formaron una sociedad para su explotación. En 1868, la Casa Ybarra adquiere la totalidad de las acciones, creándose entonces la S.A. Minera La Hispalense, sociedad que arrendaría las minas desde 1882 hasta 1892 a la compañía inglesa The Bede Metal Co. Al cesar esta empresa los trabajos, los volvió a retomar La Hispalense, aunque durante algunos años las labores permanecieron inactivas a causa del bajo precio del cobre. El yacimiento contaba con tres criaderos piríticos bien definidos: San Germán (o San Telmo), Cruzadillo (o San Vicente) y Santa Bárbara, beneficiados mediante cortas y labores de interior.

Mina San Telmo: Pozo Don Alfonso

Parte superior del castillete (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

En 1927, las minas fueron nuevamente alquiladas, en esta ocasión a un grupo inglés, Arrendatarios de San Telmo Ltd. El contrato se otorgaría con una vigencia de 100 años, pero a partir de 1948, tras nacionalizarse las minas, sería la sociedad bilbaína San Telmo Ibérica, S.A. la que se haría cargo de la explotación. Fue esta compañía la que abrió el pozo Don Alfonso en 1954 para beneficiar los minerales extraídos en los niveles 9º y 13º, a 130 y 180 m de profundidad respectivamente.

Mina San Telmo: Pozo Don Alfonso

Caña del pozo y guionaje de madera (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

La caña del pozo es de sección circular, con 4,5 m de diámetro, totalmente revestida de hormigón, y se equipó el castillete, del tipo Duro-Felguera, de chapa de acero y perfiles roblonados, con una máquina de fabricación alemana de 175 Kv y una capacidad de extracción de 70 toneladas/hora.

Mina San Telmo: Pozo Don Alfonso

Interior de la casa de máquinas (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Contó con dos jaulas con cabida para dos vagones de 1,5 toneladas cada uno, que descargaban sobre dos tolvas adosadas al castillete y emplazadas a 10 m sobre el nivel del suelo, encargadas de alimentar a la planta de trituración. El lavadero de flotación se inauguró en enero de 1949.

Mina San Telmo: Pozo Don Alfonso

Entorno del pozo (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Una vez triturado el mineral, era enviado mediante cinta transportadora a unas tolvas de 800 toneladas de capacidad que lo descargaban sobre el ferrocarril minero que lo transportaría hasta la estación de RENFE de Valdelamusa, donde sería transbordado a vagones de esta compañía para ser llevado hasta el embarcadero del puerto de Huelva. Todos los trabajos del Grupo San Telmo se paralizaron en 1989.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar MTI Blog
Responderé a su comentario en cuanto me sea posible.