Aragonito pseudoexagonal en Mas Niñerola, Picassent, Valencia

viernes, 14 de enero de 2011

Se trata de la primera cita de aragonitos de este tipo en el municipio y nueva cita para la Comunidad Valenciana.

La zona ha sido visitada sistemáticamente desde el año 2004 por los alumnos de 3º ESO del Centro Concertado “San Vicente Ferrer-Maristas Cullera” con su profesor, Jenaro Gil Marco. El objetivo es acercar la geología al alumno y conocer de primera mano algunos yacimientos minerales de la Comunidad Valenciana. Con esta intención, se visitó el conocido yacimiento de Yeso ALABASTRO del “Mas de Niñerola”, en Picassent (Valencia) el viernes 26 de noviembre. Ésta cantera es famosa porque de ella se extrajo el yeso ALABASTRO con el que el escultor valenciano Ignacio Vergara esculpió entre 1740 y 1744, la famosa puerta de estilo rococó del Palacio del Marqués de dos Aguas.

Además del yeso ALABASTRO, que se vendía en las canteras a 25 pesetas el m3 y en la capital a 50 a finales del siglo XIX, también podemos encontrar cristales lenticulares de yeso espejuelo formando puntas de flecha y lanza, algunas de hasta 21 cm de longitud. De camino al yacimiento, se pueden recoger yesos de diversos colores, también sacaroideo y fibroso; jacintos de Compostela como ya indicaba el eminente geólogo valenciano D. Juan Vilanova y Piera en un comunicado a la Sociedad Española de Historia Natural en 1878 y rocas como calcoarenitas, conglomerados tipo pudingas, areniscas, margas, etc.; durante la excursión se pueden observar diversas formaciones geológicas correspondientes a materiales del Mioceno (Cenozoico), del Triásico Superior facies Keuper (Mesozoico) y estudiar las características de algunas plantas típicas de la vegetación mediterránea.

Los ejemplares de ARAGONITO fueron encontrados casualmente, cuando el profesor reparó en un yeso rojo que sobresalía en una pequeña cárcava situada a la izquierda del camino observando la presencia de pequeños cristales de jacinto de Compostela rojo al partirlo. Inmediatamente un alumno, Daniel Bonomi Martínez, recogió uno de los pedazos y se lo mostró al profesor apuntando con el dedo un delicado cristal, se trataba de un aragonito de escasos 2 cm de longitud y 0,5 de grosor. Se han conseguido poco más de media docena de ejemplares alguno de los cuales ha sido depositado en la colección de Historia Natural del Centro. La sorpresa fue aún mayor cuando al llegar al laboratorio se pudo comprobar que además todas las muestras poseían fluorescencia amarilla y que tras apagar la fuente de radiación ultravioleta se mantenía durante unos pocos segundos, lo que indicaba también una débil fosforescencia.

Los aragonitos citados más próximos se encuentran en la localidad de Turís, de tamaño muy superior (de hasta 10-12 cm) aunque a diferencia de los de Picassent, muy alterados y poco o nada fluorescentes. En ambos yacimientos los aragonitos se presentan bajo un hábito pseudoexagonal y asociados a jacintos de Compostela.

El hallazgo, únicamente tiene interés científico y contribuirá a enriquecer la interminable lista de minerales que constituyen la Mineralógica Topográfica Ibérica, no obstante y de momento ya ha servido de revulsivo para un grupo de alumnos de 3º de la ESO. Es curioso, cómo con tan aparentemente poco se puede ilusionar un buen grupo de alumnos.

Para acceder, click en las fotos.

0 comentarios :