Mina Grajeros, Almadén, Ciudad Real

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Mina Grajeros

Muro de la era tras la cual se encuentra el pozo (Fot. J.L. Chamero, 2012)

Acceder

Según Francisco Holgado, esta vieja mina de mercurio fue descubierta en 1705 por Miguel Unda y Garibay, que entre 1697 a 1709 fue el Superintendente de las minas de Almadén. Entre sus descubrimientos figuran los de la Mina del Castillo (1697). Almadenejos (1699) o La Hoya (1699).

Poco más sabemos de esta explotación, citada también por J. Zarraluqui en su obra Los almadenes del azogue, dónde indica que el yacimiento de Grajeros se encuentra en el cerro de su mismo nombre, en el cual se advierten trabajos muy remotos, con muestras de buen mineral en una caldera del hondo y en los hastiales de un pozo reconocido. Poco más sabemos de ella.

Mina Grajeros

Brecha entre las cuarcitas dónde se sitúa el pozo (Fot. J.L. Chamero, 2012)

Acceder

Actualmente pueden reconocerse algunas ruinas de edificios, una escombrera y el pozo, cegado. Junto a la conocida fuente Pilar de la Legua se adivina, entre matorrales y zarzas, la entrada de un socavón colapsado.

Mina Grajeros

Rocas cubriendo el pozo (Fot. J.L. Chamero, 2012)

Acceder

Ante las diversas denominaciones con que aparece citada esta antigua mina (Grajeras, Las Grajeras, Grajeros), hemos optado por ésta última, tal como figura en el texto de J. Zarraluqui, Los almadenes del azogue (Madrid, 1934).

Tanto la información como las fotografías pertenecen a nuestro amigo y colaborador J.L. Chamero.

0 comentarios :