Una de policías y ladrones

sábado, 19 de junio de 2010

Mina La Cierva

El pasado jueves día 17, la Policía Local de La Unión sorprendió a cinco hijos de puta intentando serrar el castillete metálico del pozo José, en la mina La Cierva. A las 5 de la tarde y a pleno sol, con dos cojones. Se les intervino, además, un carro cargado con diversos materiales procedentes de esta mina, declarada Bien de Interés Cultural, y las herramientas que estaban empleando para cometer la fechoría.

Mina La Cierva

Por una vez se ha llegado a tiempo de evitar un mal irreparable. Los chorizos fueron entregados a la Benemérita, pasando posteriormente a disposición judicial. Felicitaciones, que no todo deben ser críticas, a las fuerzas del orden, y un ruego para el Sr. Juez: métales Vd. en el trullo a la mayor brevedad y el máximo tiempo posible. Aunque mejor estarían en el fondo del pozo, dándole al marro.

Mina La Cierva

Y si necesitaban hierro, ya sabe: que coman lentejas los próximos diez años. O veinte, que sujetos de esta calaña dónde mejor están es a la sombra, y no de un castillete, precisamente.

Para acceder, click en las fotos.

5 comentarios :

Pepe dijo...

Que los condenen al mantenimiento de la mina durante unos cuantos años

Roberto dijo...

Mejor que los pongan en lo alto del castillete un día de tormenta con el serrucho pegado a los cojones... que los fría un rayo y, que luego terminen los buitres.

Malacate dijo...

Trato de autorizar la entrada del comentario hecho por EREBUS y blogger me da error bX-o3qgph, así que me permito incorporarlo yo:

EREBUS comenta:

Me gusta más el calificativo del segundo párrafo (chorizos) que el del primero (h.... de p...). Creo que era innecesario hablar en estos términos, pues lo importante es que se ha evitado el daño gracias a la pericia, en este caso, de la Guardia Civil.

y ya puestos le contesto:

A mí también me gusta más Mozart que La Polla Records y Miles Davis que Los Mojinos Escocios, pero hay un momento, un volumen y un lugar para cada cosa y, en este blog, eso lo decidimos quienes lo hacemos. ¡Ah! y el mérito en este caso no le corresponde a la benemérita sino a la policía municipal de La Unión.