Lampistería Monumental

sábado, 25 de junio de 2011

Conocida es la exquisita sensibilidad germana hacia su pasado minero. Han sabido conjugar a la perfección el pasado y el presente, con una puesta en valor valiente, innovadora y progresista de su inmenso patrimonio, al que han incorporado, incluso, corrientes artísticas y estéticas de primera magnitud.

Click en la foto para ampliar

Un buen ejemplo de ello es la gigantesca lámpara minera de seguridad, obra del artista Otto Piene, desde la cual se divisa gran parte de la cuenca minera de Moers (Renania del Norte-Westfalia). Instalada sobre la cima del “terril” (escombrera de estériles) de la mina Rheinpreussen, y con una altura de 30 metros, permite contemplar desde su mirador una magnífica panoramica del Bajo Rin y el Rhur, con el imponente paisaje industrial de Duisbourg como fondo.

Click en la foto para ampliar

Piene, reconocido artista de la iluminación y cofundador del movimiento ZERO, ha retomado los elementos característicos de la época (fuego e industria minera) en un nuevo concepto, luminoso, y los ha modelado de una nueva forma. Así, ha iluminado toda la montaña artificial con sus reflectores, colocando en su cúspide, y a modo de faro, esta gigantesca lámpara, para darle a todo el conjunto una forma original a la vez que práctica, abierta a todo tipo de manifestaciones culturales o artísticas.

Click en la foto para ampliar

La actividad minera en la región de Moers comenzó sobre 1900, manteniéndose hasta el cierre de sus últimas minas, entre 1990 y 1993.

0 comentarios :