Avatar: minería extraterrestre

lunes, 28 de diciembre de 2009

Click en la foto para ampliar

Las minas del futuro han sido llevadas a la pantalla en diversas ocasiones (Alien, Estación Lunar 44, Enemigo Mío, Atmósfera Cero, Desafío Total, etc), pero nada que ver con la recientemente estrenada 'Avatar'.

Su director, James Cameron (Titanic) hubo de esperar casi quince años a que la tecnología cinematográfica en 3-D estuviese lo suficientemente avanzada para poder plasmar el filme tal y como él lo había soñado. El resultado ha sido realmente sorprendente y difícilmente superable.

Click en la foto para ampliar

La explotación de un raro mineral en el lejano planeta de Pandora, llamado “unobtainium”, vital para la solución de la crisis energética terrestre, es el hilo conductor de tan impresionante historia, en donde unos seres artificiales, llamados avatares (cuerpos biológicos creados genéticamente y controlados de forma remota capaces de sobrevivir en la atmósfera letal de aquel mundo) intentan introducirse entre la colonia Na´vi (raza humanoide que vive en clanes y en estado salvaje, con lengua y cultura propia), asentada sobre un gigantesco árbol bajo el cual se encuentra la gran veta mineral y enfrentados al consorcio terrestre que pretende beneficiarse de tan valioso recurso.

Click en la foto para ampliar

400 millones de dólares, cuatro años de producción y varios meses de rodaje hacen de “Avatar” la película que marcará un antes y un después en este género cinematográfico, convirtiéndola además en la película más cara de la historia del cine.

Click en la foto para ampliar

Para recrear la colonia humana en Pandora, los realizadores reprodujeron con gran fidelidad la gigantesca plataforma petrolífera que Noble Clyde Boudreaux tiene anclada en el Golfo de México, y de la que copiaron hasta los más mínimos detalles.

Click en la foto para ampliar

'Avatar' es, sin duda, una obra maestra del cine de ciencia-ficción, tan extraordinaria y espectacular que la convierte en una auténtica maravilla visual que nadie debería perderse. 150 minutos de fantasía, magia y sueño en tres dimensiones.

Carteles (Click en la foto para ver secuencia)

0 comentarios :