Grupo Santianes (Hullasa), Santianes, Teverga, Asturias

viernes, 24 de abril de 2015

Aunque la existencia de yacimientos de carbón en la zona del Valle del Trubia era conocida ya en 1787, no será hasta 1900 cuando, con la constitución de la S.A. Minas de Teverga, se inicie la extracción intensiva de hulla en la zona de Teverga y concejos próximos (Quirós, Proaza y Santo Adriano), llegando a emplear en su mejor época a más de 850 obreros.

Grupo Santianes (Hullasa)

Bocamina tapiada e inundada (Fot. J.M. Sanchis, 2015)

Acceder

A esta empresa le sucedió a partir de 1944 HULLASA (Hullas e Industrias, S.A.), tras la compra en agosto de 1943 de las concesiones San Mateo, Porvenir, Sexta, San Fructuoso, Santianes (nº 3933) y otras. La nueva propietaria del coto modernizó las instalaciones y perforó, hacia 1950, el pozo vertical San Jerónimo, dentro de la concesión Santianes.

Grupo Santianes (Hullasa)

Trafo y cocheras para locomotoras eléctricas (Fot. J.M. Sanchis, 2015)

Acceder

El grupo de montaña dispuso de diversos pisos, extrayéndose todo el mineral a través del transversal general de transporte, cuya bocamina se encuentra situada en la plaza de la mina (Plaza de La Cruz), junto a los edificios de la cuadra, el botiquín, la forja, el centro de transformación eléctrica, el comedor de obreros o las cocheras de las locomotoras trolley eléctricas Dufel 1000, encargadas del transporte del carbón hasta el lavadero de Entrago. Desde aquí, el mineral era llevado hasta Perihuela (Caranga) mediante un ferrocarril de algo más 10 km donde enlazaba con el trazado del de Quirós a Trubia.

Grupo Santianes (Hullasa)

Cuadras (Fot. J.M. Sanchis, 2015)

Acceder

Tras la negativa de la empresa a integrarse en HUNOSA, se solicitó el cierre de las explotaciones, que la Administración acepto y reguló en 1969 para que se efectuase de forma gradual, prorrogándose en 1974. Tras un largo periodo de gestión tutelada por el Estado, las minas pasaron en 1987 a manos de Victorino Alonso, cerrándose todas las explotaciones de HULLASA en Teverga en el año 1995. El pozo San Jerónimo lo había hecho ya tres años antes.

Nuevo libro sobre la minería asturiana: La mina de La Revenga

jueves, 23 de abril de 2015

San Martín del Rey Aurelio (Asturias) acogerá mañana, día 24 de abril, la presentación del libro La mina de La Revenga, de Juan Fernando Rodríguez Calleja y Severino Antuña González, a las 19,30 horas, en la sede de la Asociación Cultural y Recreativa “Valle de Lantero”.

El libro incluye una aproximación al marco histórico y un detallado repaso de las instalaciones del yacimiento, que estaba estructurado en cinco pisos. También hay un capítulo dedicado al cierre de la mina y una galería fotográfica. Las pequeñas explotaciones de montaña ya venían funcionando en la zona de Lantero desde mediados del siglo XIX, aunque quedaron unificadas en el año 1946 bajo la mina de La Revenga. El yacimiento siguió activo hasta 1968.

Junto a los autores de la publicación, intervendrán en el acto el prologuista, Melchor Fernández Díaz; el alcalde de San Martín del Rey Aurelio, Enrique Fernández Rodríguez, y Salvador Gutiérrez Ordóñez, catedrático de Lingüística General de la Universidad de León y miembro de la Real Academia Española (RAE).

Ferberita y Tungstita de mina San Nicolás

miércoles, 22 de abril de 2015

Mina San Nicolás

Ferberita en cuarzo. Encuadre 22,5 mm. Col. Museo de Ciencias Naturales de Álava MCNA 09989 DONADO Carlos Utrera, 2004 (Fot. E. Ortiz de Zárate)

Acceder

Incorporamos hoy a nuestro fondo documental fotografías de dos ejemplares procedentes de los filones de cuarzo de la mina San Nicolás. El primero de ellos es una ferberita (Ferberite) en agregado de cristales prismáticos aplanados finamente estriados, propios de la especie y, en segundo, el óxido (1)hidratado de W denominado tungstita (Tungstite) en forma de masas terrosas de color amarillo pálido rellenando parcialmente cavidades de los filones de cuarzo.

Mina San Nicolás

Tungstita en cuarzo. Ejemplar de 6 x 5 cm. Col. Museo Vicente Sos Baynat, Mérida, Badajoz (Fot. A. Sanz Andrés, 1990)

Acceder

Aunque esta última especie, producto de alteración del wolframato primario, parece no estar citada para el yacimiento de San Nicolas, el ejemplar, etiquetado como tal y atribuido a esta localidad, fue fotografiado hace 25 años por Ángel Sanz en la Casa de la Cultura de Mérida, donde se encontraba depositada la colección de Vicente Sos Baynat desde 1982, antes de ser trasladada al Museo Vicente Sos Baynat, habilitado poco después en el remodelado edificio del antiguo Hospital Psiquiátrico del Carmen.

La ferberita ha sido fotografiada por Enrique Ortiz de Zárate sobre el ejemplar MCNA 09989 del Museo de Ciencias Naturales de Álava, donado a esta institución por Carlos Utrera en 2004.