Mina La Zarza: Pozo nº 4, La Zarza-Perrunal, Calañas, Huelva

jueves, 18 de enero de 2018

Mina La Zarza: Pozo nº 4

Vista general (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Dos son los castilletes que se conservan en esta mina. Son los de los pozos nº 4 y el del nº 5 o Pozo Algaida. El número 3, gemelo al 4, desapareció en un incendio, aunque sí existe aún el edificio en ruinas de su casa de máquinas.

Mina La Zarza: Pozo nº 4

Vista general (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Mina La Zarza: Pozo nº 4

Panorámica de pozos y silos (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Los dos castilletes gemelos fueron construidos hacia 1913 por la empresa inglesa Dorman Lone Co. Ltd., mientras que el nº 5 se instaló en 1965. Todos ellos se empleaban para la extracción del mineral. El pozo nº 3 llegaba hasta el piso 10º, y su gemelo, hasta la planta 14. Este último se ocupaba de la ventilación natural de la mina, llevando el aire hasta todas las galerías. El mineral lo elevaban desde los niveles 150 y 200 m, siendo la capacidad de extracción, en ambos pozos, de 1.000 toneladas diarias. Estaban equipados con dos jaulas cada uno de ellos, accionadas mediante máquinas de extracción con motores de 265 HP a 2.000 v. Las jaulas podían moverse a 5,2 m por segundo con una carga de 5 toneladas de mineral.

Mina La Zarza: Pozo nº 4

Vista lateral (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Junto a estos dos pozos se encontraban las instalaciones de trituración y los silos de almacenamiento, alimentados por un complejo entramado de cintas de transporte, junto a numerosos edificios que albergaban las subestaciones eléctricas, talleres, polvorines y salas de bombas y compresores.

Mina La Zarza: Pozo nº 4

Vista trasera de la casa de máquinas (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

La mina La Zarza paralizó su actividad en 1991, manteniéndose el bombeo de aguas hasta 1995, fecha en la cual se detuvo, inundándose todas las labores de interior y la corta. En el verano del año 2001, el pozo nº 4 quedó seriamente afectado por otro incendio, desapareciendo todo el guionaje de madera, por lo que la caña hubo de sellarse para evitar nuevos accidentes.

0 comentarios :