Cargadero de Valdelamusa, Cortegana, Huelva

viernes, 17 de noviembre de 2017

Cargadero de Valdelamusa

Vista general (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Los orígenes del ferrocarril que transportaba los minerales desde las minas de Confesionarios, Lomero-Poyatos, El Carpio y San Telmo se remontan a 1887, cuando la Compagnie des Mines de Cuivre d´Aguas Amargas construyó una línea férrea de ancho 762 mm para transportar la producción de sus explotaciones hasta el cargadero de ferrocarril de vía ancha (1668 mm) de Valdelamusa, situado en la línea de Zafra a Huelva, y que en 1900 pasó a ser propiedad de la Societé Francaise des Pyrites de Huelva.

Cargadero de Valdelamusa

Depósitos en los que descargaban los trenes mineros (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

El trazado, de 12820 metros de longitud total, daba servicio a dos compañías distintas, y se dividía en dos secciones:

1. Minas de San Telmo, Lomero-Poyatos y Confesionarios a Valdelamusa (Compagnie des Mines de Cuivre d´Aguas Amargas y posteriormente Societé Francaise des Pyrites de Huelva). El ramal hasta la mina Confesionarios se construyó en 1886, aunque esta se cerraría en 1900, a causa de un hundimiento. Lomero-Poyatos fue abandonada por los franceses en 1977, y tras hacerse cargo de ella los trabajadores, se clausuró definitivamente en febrero de 1985. San Telmo ya lo había hecho en 1989. El tramo ferroviario, de 11028 m fue totalmente desmantelado en 1974.

2. Mina El Carpio a San Telmo (El Carpio era propiedad de la Compañía de Minas Ferro-cobrizas, arrendada entre 1900 y 1909 a la Societé Francaise des Pyrites de Huelva). Este pequeño ramal, de 1792 metros, se desmontó en 1922, al cerrase la mina.

Cargadero de Valdelamusa

Trazado de vías de entrada y salida del cargadero (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

En el gran cargadero de Valdelamusa, construido a comienzos de los años 60, los vagones de la SFPH procedentes de las minas vertían su carga en unos grandes depósitos, desde cuya parte inferior una cinta transportadora trasladaba el mineral hasta la vertedera que lo descargaría sobre los vagones de RENFE. La instalación se mantuvo en servicio hasta que, en 1971, San Telmo Ibérica sustituyó el transporte de mineral mediante ferrocarril por el de camiones. En 1974, y al ser insostenible el mantenimiento de la línea, la Societé Francaise des Pyrites de Huelva la cerró y desmanteló.

0 comentarios :