Monumento Internacional al Minero, Mieres, Asturias

martes, 3 de octubre de 2017

El 31 de agosto de 1995, una explosión de grisú segaba la vida de 14 mineros en el pozo San Nicolás, en Ablaña, Mieres. 10 compatriotas, trabajadores de HUNOSA y cuatro de origen checo que trabajan para una subcontrata fallecieron en este accidente, uno de los más graves de la moderna historia minera española, y el más trágico en la historia de HUNOSA.


Número de fotografías: 12 (Clic en la foto para ver secuencia)

Luis Antonio Espeso Mencía, Eugenio Martín Curieses, Francisco Javier González Merino, Jesús Trapiella García, José Ignacio del Campo Bernardo, Juan Manuel Álvarez Fernández, Eduardo Augusto Alves, Elías Otero Fernández, Manuel Ángel Fernández Bueno, Anatolio Lorenzo Pedrosa, Vlastimil Havlik, Miroslav Divoky, Michal Klenot y Milan Rocek fueron las víctimas de aquel trágico suceso, cuyas circunstancias no quedaron nunca plenamente aclaradas.

En reconocimiento al duro y peligroso trabajo de los hombres de la mina, y como recuerdo y homenaje a los fallecidos en este accidente y en otros muchos similares, se levantó este monumento mediante suscripción popular.

Es obra del escultor Miguel Ángel Lombardía, mide 4 metros de altura, está realizado en bronce y fue inaugurado el día 4 de diciembre de 1996, festividad de Santa Bárbara, patrona de los mineros. Ubicado en la plaza de La Paz, frente al Campus Universitario de Mieres, representa el cuerpo de un minero, en cuyo interior se encuentra una llama permanentemente encendida.

0 comentarios :