Coto minero Wagner (IV): Cargadero de Rande, Redondela, Pontevedra

domingo, 20 de agosto de 2017

Cargadero de Rande

Panorámica del cargadero (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

El mineral de hierro procedente del Coto Wagner llegaba por el ferrocarril de la línea Palencia-A Coruña hasta el cargadero marítimo enclavado en Rande, muy cerca de Redondela, en plena Ría de Vigo. Desde aquí se exportaba a Inglaterra, Holanda o Alemania, si bien su principal destino era la fábrica que ENSIDESA poseía en Avilés (Asturias).

Cargadero de Rande

Vista general de la vertedera y su casa de máquinas (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Este pantalán metálico comenzó a construirse en 1964, entrando en servicio un año más tarde. Apoya sobre tres grandes basamentos rectangulares de hormigón asentados en el lecho marino, sobre los que se sitúa la estructura metálica por la que circulaba la vertedera extensible y la cinta que la alimentaba. En las bases de apoyo aún puede distinguirse el nombre de la compañía propietaria, la MSP, y el del Coto Wagner.

Cargadero de Rande

Vertedera móvil (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

En él podían atracar buques de calado superior a los 10 metros y de 40.000 toneladas de registro bruto, que podían cargar hasta 2.000 toneladas a la hora. La explanada costera existente frente al mismo tenía una capacidad de almacenamiento de más de 125.000 toneladas de mineral de hierro, que eran llevadas hasta el cargadero marino mediante una gran cinta transportadora.

Cargadero de Rande

Entrada a la pasarela de la cinta (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Cargadero de Rande

Pasarela de la cinta (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Acceder

Estuvo utilizándose hasta mediados de los años setenta; hoy, cubierto de óxido y abandonado, es empleado por los pescadores deportivos para situar sus cañas.

* Algunos datos han sido tomados del trabajo 'Breve aportación a la historia minera del Coto Wagner de la Minero-Siderúrgica de Ponferrada, S.A.', del que es autor Carlos Menéndez Suárez, publicado en De Re Metallica, 23, 2014, pp. 39-53, por la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero (SEDPGYM).

0 comentarios :