Minas de Orconera: Cargadero de Lutxana, Barakaldo, Vizcaya

lunes, 20 de marzo de 2017

Para embarcar en la ría de Bilbao los minerales procedentes de las minas de Matamoros (Minas de Orconera), se construyeron en 1877 una serie de cinco cargaderos de madera en el barrio de Lutxana, en Barakaldo. Las estructuras estaban apoyadas sobre los estribos de mampostería que descansaban en el fondo de la ría. La capacidad de movimientos de los 5 cargaderos estaba estimada en unas 8.000 toneladas diarias de mineral de hierro.

Minas de Orconera: Cargadero de Lutxana

Detalle del cargadero (Fot. A. Martínez, 2016)

Acceder

Dispusieron de dos niveles, que según la marea quedaban entre 2,4 a 5 metros sobre el nivel del mar el primero y entre 8,6 y 11,2 metros el segundo. La primera plataforma era empleada para amarrar los buques y otros servicios, mientras que por la superior circulaban las vagonetas de mineral que lo vertían directamente en las bodegas.

Minas de Orconera: Cargadero de Lutxana

Conductos apoyados en el cargadero (Fot. A. Martínez, 2016)

Acceder

En 1884 se practicaron algunas modificaciones sobre los mismos, prolongándose el nivel superior mediante una plataforma móvil circular, que se elevaba o descendía a voluntad, hasta acoplarse al nivel del buque, dotada además de una vertedera vertical extensible para así poder dirigir mejor la descarga del mineral en el interior de la bodega. En los años veinte se volvieron a efectuar nuevas modificaciones: dos de los viejos cargaderos fueron sustituidos por otro nuevo, metálico.

Minas de Orconera: Cargadero de Lutxana

Cargaderos, en 1900 (Tomada de Adelantos de la siderurgia y los transportes mineros en el Norte de España, Madrid, 1900)

Acceder

Desde 1974, y hasta 2007, la empresa CEPSA utilizó el cargadero para la carga y descarga de productos químicos, por lo que el estado de conservación del único superviviente es relativamente bueno, aunque no posee ningún grado de protección. Las fotografías actuales han sido captadas por nuestro buen amigo Álvaro Martínez.

0 comentarios :