Mina Mahoma: Pozo P, Bédar, Almeria

martes, 7 de enero de 2014

La extracción del hierro en la zona de Bédar tiene sus orígenes en el siglo XVI, aunque hasta mediados del XIX no se iniciará su laboreo a gran escala. Fue entonces (1858) cuando se hizo cargo de las mismas la Sociedad Martinete, cuyo principal accionista era Manuel Orozco.

Mina Mahoma: Pozo P

Vista general de la mina Mahoma y el pozo P (Fot. J.M. Sanchis, 2013)

Acceder

Ante el fracaso de estas iniciativas por la ausencia de medios de transporte adecuados, se hizo cargo de las mismas la poderosa Compañía de Águilas, instalando un cable para dar salida a los minerales hasta el puerto de Garrucha, que por aquella época fue el de mayor recorrido de toda España y uno de los más largos de Europa.

Con la llegada de empresarios vizcaínos como Chávarri y otros, y la construcción de un ferrocarril hasta el puerto de Garrucha, la minería en la región tomaría un gran impulso, denunciándose entonces cientos de minas.

Mina Mahoma: Pozo P

Pozo P. Sobre él, al fondo, labores de exterior (Fot. J.M. Sanchis, 2013)

Acceder

Tras el parón impuesto por la I Guerra Mundial, las minas vuelven a retomar su actividad, aunque se detuvieron nuevamente entre 1920 y 1930. En 1952, Hierros de Garrucha, empresa filial de Duro Felguera, retomó la explotaciones, que fueron definitivamente paralizadas en 1970.

La mina Mahoma, registrada con el nº 18704 y con una extensión de algo más de 12 hectáreas, contó con un pozo de extracción, el pozo P, para dar acceso a las labores de interior y cuyo transversal principal conectaba con las del Hoyo Júpiter.

Su castillete de mampostería, enclavado en el Barranco de La Hoya es el único que se ha conservado hasta hoy en aquella Sierra.

0 comentarios :