Mina Milagro (Mina Consuelo), Bobia de Arriba, Onís, Asturias

miércoles, 27 de febrero de 2013

Mina Milagro

Cráneo humano hallado en la mina. La mandíbula inferior no pertenece al mismo indivíduo. (Museo D. Felipe de Borbón, ETSIM, Madrid)

Acceder

Los primeros trabajos en este yacimiento se sitúan en la Edad del Bronce (1650-1500 a.C.), época a la cual pertenecen los diversos utensilios encontrados en su interior que fueron empleados en el laboreo de estas minas de cobre, además de restos de grandes mamíferos cuaternarios y cuatro cráneos humanos, uno de los cuales se conserva en el museo de la Escuela de Minas de Madrid, gracias a la donación de G. Schulz y a Casiano de Prado.

Mina Milagro

Aspecto general de la zona de El Socavón (Fot. J.M. Sanchis, 2012)

Acceder

Probablemente, la mina fue vuelta a trabajar en época romana y en la alta Edad Media. En 1849 fue registrada como mina Milagro por la Sociedad Noriega y Cía (hermanos Fanjul), pero en 1859 las labores se detuvieron debido a la pobreza del mineral y la gran afluencia de agua en sus galerías. El mineral obtenido, más de mil toneladas, era enviado a Inglaterra en su totalidad.

Mina Milagro

Galería inundada de El Socavón (Fot. J.M. Sanchis, 2012)

Acceder

En 1867, Ramón Pellico solicitó su caducidad y la registró nuevamente (nº 2050) con el nombre de Consuelo, formando para su explotación la Sociedad La Amistad, que la trabajaría hasta 1915. En 1921 se la adjudicaría Ángel Arias (nº 18587), aunque parece ser que este no llegó a efectuar labores en ella.

Mina Milagro

Ruinas de la planta de trituración y molido (Fot. J.M. Sanchis, 2012)

Acceder

Ya en 1947, Baltasar Villa solicitó sobre ella un Permiso de Investigación con el mismo nombre (nº 26137), explotándola durante cuatro años y vendiendo sus derechos a la Cía. Minera San Jorge, que mantuvo los trabajos hasta 1956.

Mina Milagro

Entrada al socavón superior (Fot. J.M. Sanchis, 2012)

Acceder

La mina Milagro consta de dos niveles de explotación: el inferior, llamado mina El Socavón, actualmente inundado y empleado para la captación de aguas de consumo público, y la Mina de Enmedio, que se divide en dos sectores: uno de pequeñas galerías y algún socavón prácticamente ocultos por la vegetación, y otro, a nivel más elevado, formado por cinco pozo verticales de considerable profundidad con alguna galería horizontal. Junto a la mina de El Socavón se encuentran los restos de la planta de trituración, los contrapesos del cable que bajaba el mineral y los asientos de algunas mesas de separación gravimétricas.

Mina Milagro

Caminando por la escombrera (Fot. J.M. Sanchis, 2012)

Acceder

En el nivel superior existen grandes escombreras en las que es posible localizar buenos ejemplares de calcita y cobres grises con azurita y malaquita.

0 comentarios :