Mina El Águila, Almadenejos, Ciudad Real

miércoles, 19 de octubre de 2011

Escasos son los datos que se poseen sobre este antiguo yacimiento de mercurio, que probablemente fuese ya explotado en época romana, a juzgar por los objetos encontrados en sus labores, al igual que ocurrió en otros pozos, como los de Guadalperal, Las Cuevas o Moheda Oscura.

En los trabajos llevados a cabo en la mina en 1795 se descubrieron dos filones de cinabrio, de seis pulgadas de grueso uno de ellos, y de dos tercios el otro, pero las labores se paralizaron tres años más tarde, volviéndose a retomar en 1801. Muy próximo a este registro se encontraba otro llamado El Corcho, iniciado ese mismo año dadas las buenas perspectivas que presentaban las muestras obtenidas en aquel punto, con una ley en mercurio del 6 al 8%, aunque su riqueza se esfumó al profundizarse el pozo. Las labores de El Águila y El Corcho estaban comunicadas entre sí, por lo que se consideraba como una sola explotación. En 1856 estaban suspendidos todos los trabajos, por falta de caudales y hombres.

La mina está situada en la falda occidental del Cerro de Gilobreros, al sur de la estación del ferrocarril Almadenejos-Almadén. Entre los muros del edificio en ruinas se encuentra el pozo, cubierto por un cerramiento de hormigón en dónde figura una fecha: 1975, y junto a ella, la palabra Trincado. Junto a uno de los muros del edifico se ha producido una peligrosa subsidencia que deja al descubierto una sección de galería.

Agradecemos a J.L. Chamero el reportaje gráfico que acompañamos y las precisas informaciones que nos está proporcionando sobre las minas de Almadenejos.

Para acceder, click en las fotos.

0 comentarios :