Belmez, 1915: salvados por sus lámparas

lunes, 27 de abril de 2009

Davy inventó su benefactora lámpara de seguridad minera con el loable fin de salvar vidas humanas, pero probablemente jamás llegaría a imaginar que gracias y únicamente a su combustible, dos hombres pudieran escapar de la muerte empleándolo como alimento.

En marzo de 1915, una terrible explosión de grisú en el piso 25 de la mina Cabeza de Vaca provocó la muerte a 17 mineros, hiriendo de gravedad a 11. Otros dos, el ingeniero de la mina y su capataz, permanecieron atrapados durante doce días, nutriéndose únicamente con el aceite de sus lámparas, en total oscuridad y rodeados de cadáveres. Este es el impresionante relato de los hechos y la historia de dos profesionales de la mina cuya confianza en sus compañeros y sus grandes deseos de vivir pudieron más que aquel cúmulo de adversas circunstancias.

4 comentarios :

araceli dijo...

me ha sorprendido que alguien se acuerde de Belmez, gracias de una Belmezana

j.m.sanchis dijo...

De nada, Araceli. Para MTI, Belmez es algo más que un alcalde ganador de un concurso o unas sospechosas caras en un muro. Belmez, sus minas y sus mineros son parte importante de nuestra historia que conviene recordar de vez en cuando, para no olvidarla.
Un cordial saludo

araceli dijo...

jeje, gracias, pero... las caras con en Bélmez de la Moraleda (Jaén) jaja pasa siempre.

Gracias por recordar a esos mineros que allí, todos tenemos en nuestras familias

Saludos

Miguel Sáenz de Santa María Elizalde dijo...

Muchas gracias por la investigación del hecho. Soy nieto de Manuel Sáenz de Santa María Alonso (ésa es la correcta ortografía del apellido) y el suceso me interesa especialmente.
Saludos

Miguel SSM
Oviedo